Platos de ducha de resina que mejor se limpian

¿ Estás pensando en comprar un plato de ducha pero quieres que sea realmente fácil de limpiar ? Pues aquí tienes los platos de ducha de resina que mejor se limpian

Pues lee este artículo porque te damos todas las claves que necesitas saber!

También te decimos lo que tienes que mirar al comprar un plato de resina para que sea fácil de limpiar.

El material del plato de ducha

En el mercado existen cientos de marcas y fabricantes de platos de ducha con distintas calidades y materiales. Pero fundamentalmente hay dos materiales que son los que se usan para el revestimiento de la superficie. Estos son:

  • Pintura de poliuretano
  • Gelcoat sanitario

De los dos, sin duda el más fácil de limpiar y de mantener con el tiempo es el Gelcoat. Tiene importantes ventajas sobre la pintura ya que es más resistente a los productos de limpieza. Además tiene otras propiedades muy interesantes como por ejemplo que es antibacteriano. Obviamente dentro de este material existen muchas calidades por lo que dos platos de gelcoat pueden diferir mucho entre ellos según la calidad. Pero si tienes que inclinarte por un material, sin duda elige el gelcoat.

 

Los platos de ducha de resina que mejor se limpian según la calidad

Es posible que allí donde vayas te digan que venden los mejores platos del mundo. Eso es así, con lo que te será difícil distinguir si eso es verdad o no simplemente por lo que te pueda decir la persona que te lo vende. Pero eso tiene una solución: ver los certificados que tiene el plato de ducha. Ahí podrás ver cuales son los productos de limpieza con los que podrás limpiar tu plato de ducha sin dañarlo. Cuantos más productos te permita usar el plato de ducha, más fácil te será limpiarlo y mantenerlo como el primer día.

En Ideal Mamparas disponemos de platos de ducha que sólo pueden limpiarse con agua y jabón neutro, hasta platos que podrás limpiar con salfumán y productos anti cal sin ningún tipo de problema. En este caso está claro, cuanto más opciones de productos de limpieza tengas, más fácilmente podrás limpiarlos en el futuro.

 

Los diseños de platos de ducha más fáciles de limpiar

Si vas a comprar un plato de ducha de resina, una de las cosas que miras es el diseño. Los hay extraplanos, semi enmarcados o enmarcados completamente. Si lo que buscas es que sea fácil de limpiar, lo que te recomendamos es un plato extraplano. Al ser de una pieza y no tener juntas ni marcos, no tendrás rincones donde se acumule la cal o la suciedad. Estos son los puntos más complicados de limpiar. Así que, si evitas marcos y aristas, será mucho más fácil la limpieza y mantenimiento.

Si por el contrario, realmente te gustan los platos enmarcados o semi enmarcados, mira que las juntas tengan unas buenas terminaciones. Incluso tenemos algunos modelos de platos de ducha enmarcados que son de una pieza, con lo que ni siquiera hay juntas.

 

Los colores de platos de ducha más fáciles de limpiar

El tema del color es también un aspecto que te vas a plantear al comprar tu plato de ducha. Si lo que buscas es que sea un color fácil de limpiar, te recomendamos los colores claros. En estos se ve mucho menos la cal. Por ejemplo el blanco, marfil o colores crema son los mejores. Si coges colores oscuros como el negro, grafito o similares, la cal destacará más dándole un tono blanquecino al plato de ducha que seguro que no te va a gustar.

colores de platos de ducha mas faciles de limpiar

 

Las texturas de platos de ducha que mejor se limpian

Este es otro punto importante a tener en cuenta para que luego tu plato de ducha no retenga la suciedad y la cal. Cuanto más rugosa sea la textura del plato, más se quedará el agua, el jabón y la suciedad. Por tanto, debes elegir un plato de ducha con una textura lo menos estriada posible. En este sentido, te recomendamos la textura lisa o la tipo piedra, e incluso la tipo pizarra si no es demasiado irregular.

En estos casos hay que tener en cuenta que la textura depende mucho del fabricante. Es decir, tenemos platos de ducha “pizarra” donde el grabado es menos marcado que la de otros fabricantes. Así que, sobre todo lo mejor es mirar la textura de cada plato y no dejarse guiar solo por el nombre que le da el fabricante.

 

Las rejillas de platos de ducha más fáciles de limpiar

Al comprar un plato de ducha una de las cosas que a veces resultan más llamativas es la rejilla. A veces nos dejamos encandilar por rejillas de grandes dimensiones que quedan espectaculares y son muy vistosas. Pero recuerda que también es importante pensar en su posterior limpieza.

Aquí en cuanto a la medida de la rejilla te recomendamos una que no sea excesivamente grande. La típica rejilla de  entre 8 y 10 cm. es perfecta para que el plato desagüe correctamente y para que evites superficies grandes a limpiar.

rejillas de platos de ducha que mejor se limpian

En cuanto al material, te va a ir bien tanto la típica rejilla de acero inoxidable como la que está hecha del mismo material que el plato de ducha. En este último caso, asegúrate de que el plato sea de calidad para que no acabes teniendo problemas con la tapa.

 

Las superficies de platos de ducha más fáciles de limpiar

Uno de los aspectos más importantes en un plato de ducha de resina mineral es que no resbale. Esto es esencial para que podamos ducharnos con total seguridad. Lo ideal es comprar un plato con un nivel de antideslizamiento grado 3, que es el máximo. No obstante, el hecho de que un plato no resbale no tiene que significar que sea rasposo al tacto. Por eso, asegúrate de que el plato tenga un nivel 2 o 3, pero que al mismo tiempo no sea rasposo. Si la superficie del plato es áspera retendrá la cal y la suciedad y además te costará mucho limpiarlo.

 

Los modelos de platos de ducha de resina que mejor se limpian

Para hacerte las cosas un poco más fáciles, te presentamos los modelos de platos de ducha que además de tener una excelente relación calidad/precio, te van a ser muy fáciles de limpiar.

Aquí tienes los platos de ducha de resina que mejor se limpian